Solución a la crisis

Solución a la crisis: Un plan socioeconómico para mantener la demanda de forma permanente. Trabajos Autónomos Retribuidos por el Estado (TARE).

Recomiendo este blog: Luis Britto García . El gran escritor venezolano Luis Britto García ha sabido sintetizar la malicia del capitalismo con unas hipérboles que cada día son menos hiperbólicas y se ajustan más a una descripción detallada de las crueldades capitalistas que estamos padeciendo. Veamos como muestra algunas de esas tragicómicas descripciones:

― El imperialismo lanza genocidios hasta que destruye todos los países no capitalistas y consciente de que no puede sobrevivir sin producción armamentista se declara la guerra a sí mismo.

― Los países del G-8 expulsan a todos los inmigrantes que les suplen mano de obra barata y sin derechos laborales y al no tener trabajadores su agricultura y sus industrias se desploman.

― La Bakka Enterprises acapara toda la propiedad del mundo automatizando todos los procesos no creativos y luego los creativos para no tener que pagar trabajadores y quiebra porque al no pagar sueldos nadie tiene para comprar sus productos.

Este acertado diagnóstico de Luis Britto García podemos enunciarlo de otra forma más técnica: Los neoliberales se olvidaron de invertir en demanda, y ese olvido les está produciendo muchos sufrimientos. Los socialistas no queremos que ellos ni nadie sufra, y aquí presentamos un Plan para mantener la demanda de forma permanente, y, aunque pensado en principio para España, se lo ofertamos a todas las instituciones públicas del mundo. Si no trata de implementarlo ningún Gobierno nacional, al menos puede ser bien acogido por otra institución de rango menor, como una Gobernación de una provincia,  un Cabildo de una ínsula o una Corporación de un municipio.

Es importante recordar lo que decía Marx respecto al paro: Es intrínseco al capitalismo y es absurdo que exista.  ¿Cómo va a haber paro con todas las tareas que están pendientes de realizar en cualquier país? Una persona está en paro porque ha dejado de serle rentable a su empresa. En cambio, para la Gran Empresa, que es el propio país, todos somos rentables si sabemos organizarnos. Siguiendo estas ideas de Marx, propongo que se intente disminuir lo más posible el subsidio de paro; que en vez de cobrar una prestación por desempleo, el parado tenga opción a proponer al Estado un trabajo que él podría realizar, aportando su currículo con sus capacidades demostradas o fáciles de demostrar y añadiendo su plan de trabajo y razonando que éste será rentable al país de forma inmediata.

Dichos trabajos de organización unipersonal serían para atender de forma gratuita a clientes que carecieran de recursos económicos. Los clientes certificarían su conformidad con la prestación laboral bien realizada y sólo pagarían el IVA (o el IGIC en las Islas Canarias) de una factura que se emitiría para llevar un control, pero no se les cobraría.  El Estado tendría que ofertar estos puestos de trabajo de organización unipersonal a personas de escasa cualificación profesional, y luego sucesivamente a diplomados de Formación Profesional, diplomados universitarios, licenciados y doctores. Este proyecto que aquí propongo no presenta una estructura acabada. Es más bien un comienzo de proyecto, dispuesto para ser mejorado. Al que no le guste este proyecto o comienzo de proyecto, que presente otro. Pero siempre tendrá que ser un proyecto para mantener la demanda, sobre todo la de los menos favorecidos. Como muy bien dijo Marx, sólo los pobres, si pueden ejercer suficiente demanda, darán estabilidad al sistema económico, impedirán que vengan crisis capitalistas de forma cíclica.

Coste del proyecto: En España hay 4 millones de desempleados. Si se ofertaran estos trabajos sólo a personas de pocos estudios, de modo que cada una ganara 10.000 euros anuales, en total costarían 40.000 millones al año. A esto habría que añadir los gastos de creación de esos puestos de trabajo: compra de materiales, alquiler de locales, etc., 10.000 millones de euros. En total, 50.000 millones, el 5% del PIB de España. Éste sería el mínimo que podría costar el proyecto. En la práctica sería algo más caro, pues también habría que dar algunos de estos trabajos a profesionales de mayor cualificación. Habría una gradación en los sueldos. A medida que aumentara la preparación de la persona aumentaría la retribución, pero también disminuiría la demanda de estos trabajos autónomos retribuidos. Los sueldos anuales de estos trabajadores autónomos podrían ser:

Los sueldos anuales de estos trabajadores autónomos podrían ser:
Personas de pocos estudios 10.000 €
Diplomados de Formación Profesional 15.000 €
Diplomados Universitarios 20.000 €
Licenciados 25.000 €
Doctores 30.000 €

El desempleado que opte por uno de estos trabajos lo haría con carácter anual renovable. Para conseguir la renovación tendría que demostrar que “ha ganado” un dinero virtual, que ha movido la economía, que si ninguna empresa lo necesitaba, el país sí se ha beneficiado de su trabajo. Para ello aportaría a Hacienda las facturas de sus trabajos, de los cuales sólo habrá cobrado el IVA, (o el IGIC en las Islas Canarias) para demostrar una rentabilidad de la que se habrá beneficiado todo el país.

Definición de pobre: Los clientes de estos trabajadores autónomos retribuidos por el Estado serán exclusivamente los pobres. Para ello hay que definir con precisión a quienes considera pobres este plan. El salario mínimo interprofesional (SMI) actual es de 624 € mensuales, que en 14 pagas suman 8.736 € de ingreso anual. Es pobre quien ingresa menos de esa cantidad al año. Es pobre la familia que ingresa menos de esa cantidad al año por cada miembro familiar, incluyendo desde los bebés hasta las personas centenarias. Pueden solicitar los servicios de trabajadores de este plan las personas solteras y las familias que ingresen menos de estas cantidades al año:

Pueden solicitar los servicios de los TARE las personas solterasy las familias que ingresen menos de estas cantidades al año:
Soltero o soltera 8.736 €
Familia de dos miembros 17.472 €
Familia de tres miembros 26.208 €
Familia de cuatro miembros 34.944 €
Familia de cinco miembros 43.680 €

El carné de pobre lo puede solicitar toda persona mayor de 18 años, (o menor emancipado o carente de familia), en la Agencia Tributaria que corresponde a su lugar de residencia. Es conveniente que todos los ciudadanos, incluso los que (debidos a sus escasos ingresos) no tienen obligación de declarar, hagan su declaración a Hacienda para que ésta pueda recabar información con más facilidad y entregar con más rapidez los carnés de pobres a quienes los soliciten.

Solicitantes de estos trabajos autónomos retribuidos por el Estado: Podrán solicitar estos TARE (Trabajos Autónomos Retribuidos por el Estado) todas las personas que (sea cual sea su cualificación profesional) en el último año hayan tenido unos ingresos insuficientes, de tal modo que se incluyan en la categoría de pobres. Este plan es para atender a los pobres en las siguientes áreas, expresadas por orden de prioridad:

Primera. Asistencia sanitaria y sociosanitaria: 1, consulta médica en zonas rurales de difícil acceso; 2, en zonas urbanas y rurales; 3, a ancianos, enfermos crónicos, discapacitados, niños con padres que trabajan… Un economista ha calculado que si el sistema de asistencia social español cubriera las necesidades sociales más acuciantes, como lo hace el sistema sueco, se incorporarían al mercado laboral tres millones de españolas. Esta asistencia puede ser domiciliaria o en despachos y centros muy próximos a los beneficiarios.

Segunda. Servicios en y dentro de las viviendas: Esta área abarca a una amplia gama de profesionales: 1, los relacionados con las reparaciones y mantenimiento de las viviendas: fontaneros, electricistas, albañiles, pintores, yesistas, carpinteros de madera y de metal…2, los que realizan labores no en las viviendas, sino dentro de ellas, tales como carpinteros de muebles y decoradores. 3, los – o más bien las – que realizan servicios de limpieza y cocina.

Tercera. Enseñanza: Clases particulares de todo tipo de materias para personas pobres de todas las edades: A niños: enseñanza secundaria y bachillerato, música (instrumentación, danza, canto), dibujo,  pintura y escultura, teatro (actuación, escenografía), gimnasia, preparación deportiva… A jóvenes: preparación de oposiciones a plazas de funcionarios y también para ocupar puestos en empresas privadas. A Asociaciones de Vecinos y sociedades con escasos recursos económicos: clases de música, bellas artes, teatro, yoga, gimnasia… A todas las edades: Clases de idiomas, clases de dietética, de salud e higiene, de psicología…

Cuarta. Animación sociocultural: Dar conciertos y recitales de música a audiencias que no pueden pagarlos: sociedades recreativas, asociaciones de vecinos, pueblos. Animación en hospitales, centros de acogida, cárceles…Hacer cualquier otro tipo de animación sociocultural, sin más requisito que ésta sea solicitada por asociaciones de escasos recursos.

Quinta. Cualquier otra actividad que cubra necesidades básicas de la gente pobre y sea solicitada por personas o asociaciones de escasos recursos. El Estado presentará anualmente, junto con los Presupuestos Generales de la nación, un Plan de empleo autónomo retribuido por el Estado, ofertando como mínimo un número de plazas igual a la décima parte del número de habitantes de derecho de todo el país. En la actualidad la población es de 46.157.822. Habría que ofertar 4.615.782 plazas.

Un ensayo de aplicación de este Plan: Supongamos que al Gobierno de la nación le gusta este Plan TARE y se propone hacer un ensayo de aplicación del mismo, un ensayo un poco receloso. En vez de ofertar un número de plazas igual a la décima parte de la población, lo oferta igual a la centésima parte, es decir, 461.578 plazas. A Las Palmas de Gran Canaria, con 381.023 habitantes, le corresponderían 3.810 plazas. Los Servicios Sociales del Ayuntamiento tendrían que proceder a la adjudicación de estas plazas con celeridad, porque la situación es acuciante. Empezarían por la asistencia sanitaria y sociosanitaria, y dentro de esta área atenderían los casos más urgentes. Si adjudicaran sólo la quinta parte de las plazas, que son 762, podrían pasar a adjudicar en otras áreas. Pero en la práctica sabemos que no será así. La demanda es muy grande. El trabajo que tendría que realizar Servicios Sociales sería duro: Leer las solicitudes, llamar a los candidatos y las candidatas para entrevistas donde tratarían de evaluar sus capacidades reales. Luego obligar a los aceptados a que asistan a clases periódicas de formación, buscar profesores para dichas clases. Juzgar las capacidades de los aspirantes a la segunda área, Servicios en y dentro de las viviendas, parece más fácil, pero habría que recurrir a personal de mantenimiento del consistorio para que hiciera las entrevistas. Algo análogo ocurre con la tercera área, pues hay que juzgar a aspirantes a dar clases de las más diversas materias: enseñanza secundaria y bachillerato, música (instrumentación, danza, canto), dibujo,  pintura y escultura, teatro (actuación, escenografía), gimnasia, preparación deportiva, preparación de oposiciones a plazas de funcionarios y también para ocupar puestos en empresas privadas, yoga, gimnasia, idiomas, dietética, salud e higiene, psicología…Lo propio ocurre con la tercera área, animación sociocultural. Tendrán que oír y ver a músicos, humoristas… que hagan demostraciones de sus habilidades. Y finalmente, un área indefinida, pero en la que entrarían profesiones de lo más variadas. El candidato podría solicitar la plaza para regir una peluquería o un taller de reparación de coches que sólo atendiera a gente pobre. Supongamos que los resultados de esta adjudicación municipal de recursos se puede resumir en las tres tablas siguiente: 1, número de plazas adjudicadas por cada área;  2, cualificación profesional en cada área; y 3,  coste en sueldos y ayuda paralela para crear esos puestos de trabajo. (La ayuda paralela es dinero disponible o tope máximo de gasto de creación de puestos de trabajo. Pero no quiere decir que se vaya a gastar todo):

Número de plazas TARE adjudicadas por área, de un total de 3.810
1. Asistencia sanitaria y sociosanitaria:

1.371

35,9842 %

2. Servicios en y dentro de las viviendas:

953

25,0131 %

3. Enseñanza:

904

23,7270 %

4. Animación sociocultural

496

13,0187 %

5. Otras

86

2,2572 %

Sumas totales

3.810

100,0000 %

Número de plazas adjudicadas según cualificación profesional
Áreas PE FP DU L D T
1. Asistencia S y S

1161

187

15

8

0

1.371

2. Servicios viviendas:

821

132

0

0

0

953

3. Enseñanza:

139

144

386

234

1

904

4. Animación SC

271

200

22

3

0

496

5. Otras

49

37

0

0

0

86

Sumas totales

2441

700

423

245

1

3.810

PE = Pocos estudios, FP = Formación Profesional,DU = DiplomadosUniversitarios, L = Licenciados, D = Doctores, T = Totales
Plazas Sueldos Sub-totales
Pocos estudios

2441

10.000

24.410.000

Formación Profesional

700

15.000

10.500.000

Diplomados

423

20.000

8.460.000

Licenciados

245

25.000

6.125.000

Doctores

1

30.000

30.000

Total sueldos                                                          49.525.000
Ayuda paralela                         25 % de sueldos = 12.381.250
Total                                                                       61.906.250
Coste por puesto de trabajo                                           16.248

CONCLUSIONES: Este proyecto que aquí propongo no presenta una estructura acabada. Es más bien un comienzo de proyecto, dispuesto para ser mejorado.  Al que no le guste, que presente otro. Pero tendrá que ser un proyecto con el mismo objetivo: Mantener la demanda, sobre too la de los menos favorecidos. Como muy bien dijo Marx, sólo los pobres, si pueden ejercer suficiente demanda, darán estabilidad al sistema económico, impedirán que vengan crisis de forma cíclica. Esto concuerda con los planteamientos de jesucristo, el mejor economista de la Historia, pues dijo: ”Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; era forastero, y me acogisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a verme.”  Ayudar al pobre para que pueda mantener una demanda suficiente significa acabar con las crisis cíclicas del capitalismo, estabilizar la economía, impulsar un desarrollo más armónico y garantizar la paz social. Esto coincide con lo que decía Cristo: “Busca primero el Reino de Dios y su justicia y todo lo demás se te dará por añadidura”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: