Un pensador independiente

Heleno Saña Alcón, (Barcelona,1930) es un filósofo y escritor español. Desde 1959 reside en Alemania, país del que procede su esposa y donde se ha entregado a su vocación de pensador independiente. Ha publicado más de treinta y cinco libros, quince de ellos en lengua alemana. De ellos recomendamos hoy su “Historia de la Filosofía Española”, editado por Almuzara en 2007.

Heleno Saña Alcón

En dicho libro Heleno Saña se pregunta: “¿Cuáles son las causas de la infravaloración y desestimación de nuestra aportación a la historia de las ideas?” Y va demostrando que no se debe a escasa calidad de nuestros filósofos, sino a la soberbia y empecinamiento de alemanes, franceses y angloamericanos, que se hacen propaganda mutua y raramente citan a un autor español o de la América que se expresa en castellano. Pese a ello Heleno Saña no incurre en la apología del pensamiento espanol, sino que hace un estudio serio, señalando tanto sus valores como sus limitaciones. También, por supuesto, elogia valores y señala “los fallos y falacias de los sistemas de ideas procedentes de los países considerados por la doxa triunfante como los únicos maestros del pensamiento”.

historiafilosofia

En apretada síntesis Heleno Saña nos habla de Séneca, de filósofos musulmanes y hebreos. Siguen Ramón Llull, Juan Luis Vives, Miguel Servet; teólogos, como Bartolomé de las Casas; místicos, como San Juan de la Cruz; ilustrados, liberales y progresistas, conservadores, falsos maestros, regenaracionistas, Unamuno, Ortega, Zubiri, García Bacca… y un largo etcétera.

Como ejemplo típico de lo que ocurre con los filósofos españoles podemos citar al “cordobés Lucius Anneus Séneca (4-65 d.C.), el primer filósofo español de rango universal, aunque Hegel no le dedique en su voluminosa pero arbitraria Historia de la Filosofía más que dos o tres líneas, y ello, por añadidura, no con la mejor intención”. Unos párrafos más adelante, Heleno Saña escribe: “Ilsetraut Hadot, una de las mejores conocedoras contemporáneas de la obra senequista, no exagera al escribir que su obra de moralista ha ejercido una influencia capital sobre la formación del pensamiento occidental. Uno de los innumerables admiradores y adeptos fue Montaigne, como se desprende de la lectura de sus Essais”.

En resumen, los filósofos españoles de categoría son rechazados por amplios sectores de países que se autotitulan maestros de pensamiento, pero en dichos países algunos intelecutales independientes les hacen justicia. Esto debe animarnos a todos los países de habla hispana a proclamar las excelencias de los nuestros en filosofía, literatura, arte… Debemos emprender ni más ni menos que  una auténtica batalla propagandística para eliminar la soberbia y buscar y exaltar la auténtica calidad.

2 comentarios to “Un pensador independiente”

  1. Teodoro Bustillo Says:

    El apretado resumen que es esta crític del libro de Heleno Saña muestra lo que nosotros asumimos: que la filosofía española prácticamente ni existe, ni existó. Pero esta crítica nos muestra por qué y cómo. No es cuestión de culpar a la leyenda negra, pero que lo hispano tiene un marchamo de casposo, inútil, que no se le puede comparar con los grandes filósofos alemanes, franceses e ingleses.
    No hay que mirar más que los libros de Historia de la Filosofía que se estudian en Bachiller y la cosa queda clara. Asumimos que no tenemos filósofos de categoria.

    En este sendito el libro de Heleno Saña viene bien; aunque que un español hable bien de lo español no es lo más frecuente.

    Gracias Heleno. Espero que a ti ya se te considere como un filósofo español de categoría.

    Salud.

    • ldoreste Says:

      ¡Ay, mi señor don Teodoro Bustillo! El libro de Heleno Saña viene a demostrar que en España sí tenemos filósofos equiparables a los ingleses, franceses y alemanes. Para no liarme con una larga parrafada, le voy a poner un ejemplo asequible a todo el mundo. Imaginemos que España es el país número 1 en sabiduría gastronómica, pero gastronomía de lo más sano imaginable. Pues pese a todo, en el mundo tendrían más fama las bazofias americanas de las hamburguesas y la coca-cola.
      Y si es en Literatura, puedo contar miles de ejemplos. Elijo uno solo: Cuando Pío Baroja se estaba muriendo, fue a visitarlo Hemingway, que acababa de recibir el Nobel. Hemingway dijo: “Considero a don Pío Baroja mi maestro”. La prensa española y universal tomó aquello como una cortesía piadosa. Pero la verdad es la siguiente: Pío Baroja es un novelista muchísimo mejor que Hemingway. Éste
      no le llega al vasco ni a la altura del zapato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: