Nos han robado el lenguaje

La derecha neoliberal nos ha robado hasta el lenguaje. Nos nos expresamos como debiéramos, sino como nos imponen. Al caos actual no habría que llamarlo Crisis, sino Necesidad de una Nueva Distribución de la Riqueza. En 1973 hubo una estanflación, inflación sin crecimiento. El diagnóstico que prevaleció fue que habían aumentado mucho los salarios y los impuestos, y no se disponía de grandes capitales para invertir en viejas y nuevas tecnologías. La oferta estaba muy mermada; no podía atender la demanda. Y vino el nefasto neoliberalismo, para que las grandes empresas acumularan capital. Pero se pasaron, porque hoy de 100 transacciones en los mercados, más de 90 son puramente financieras, y además de finanzas esotéricas, que no las entienden ni los que las alumbraron. Y así comenzaron a borbotear las burbujas. En España explotó la burbuja inmobiliaria. ¿Qué es una burbuja? Pues una sobreexplotación, un exceso de acumulación de capital, un exceso de oferta.  Estamos en situación inversa a la de 1973. Ahora hay que dejar de explotar al pobre y estimular la demanda.

Para ello he propuesto que se intente disminuir lo más posible el subsidio de paro; que en vez de cobrar una prestación por desempleo, el parado tenga opción a proponer al Estado un trabajo que él podría realizar, aportando su currículo con sus capacidades demostradas o fáciles de demostrar y añadiendo su plan de trabajo y razonando que éste será rentable al país de forma inmediata. Dichos trabajos de organización unipersonal serían para atender de forma gratuita a clientes que carecieran de recursos económicos. Los clientes certificarían su conformidad con la prestación laboral bien realizada y sólo pagarían el IVA (o el IGIC en las Islas Canarias) de una factura que se emitiría para llevar un control, pero no se les cobraría. El desempleado que opte por uno de estos trabajos lo haría con carácter anual renovable. Para conseguir la renovación tendría que demostrar que “ha ganado” un dinero virtual, que ha movido la economía, que si ninguna empresa lo necesitaba, el país sí se ha beneficiado de su trabajo.

anciano

fontaneria

Arpa_Roga_1_grande

payasos en el hospital

Solicitantes de estos trabajos autónomos retribuidos por el Estado: Podrán solicitar estos TARE (Trabajos Autónomos Retribuidos por el Estado) todas las personas que (sea cual sea su cualificación profesional) en el último año hayan tenido unos ingresos insuficientes, de tal modo que se incluyan en la categoría de pobres. Este plan es para atender a los pobres en las siguientes áreas, expresadas por orden de prioridad:

1ª. Asistencia sanitaria y sociosanitaria a domicilio. 2ª.Servicios en y dentro de las viviendas (reparaciones y mantenimiento de las viviendas; carpinteros de muebles y decoradores). 3ª. Enseñanza: Clases particulares de todo tipo de materias para personas pobres de todas las edades. 4ª.Animación sociocultural. Dar conciertos y recitales de música a audiencias que no pueden pagarlos. Animación en hospitales, centros de acogida, cárceles. 5ª. Cualquier otra actividad que cubra necesidades básicas de la gente pobre y sea solicitada por personas o asociaciones de escasos recursos.

Al que no le guste este plan, que se invente otro. Pero tiene que ser con el mismo objetivo:

Activación de la demanda. Nueva Distribución de la Riqueza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: