Cristo paga impuestos

El que quiera arreglar el mundo debe considerar como problema prioritario el hecho de que, después de dos mil años de cristianismo, Cristo siga pagando impuestos al César Imperator. ¿Cuántos impuestos pagó aquel humilde carpintero de Nazaret? No lo sé de forma fehaciente. Me imagino que bastantes, pues Roma esquilmó y saqueó todos sus dominios, y así Italia es el país con más monumentos antiguos del mundo. Luego España hizo lo mismo con el Nuevo Mundo a partir de 1492, y así España es el segundo país con más monumentos antiguos del mundo. Los Imperios se basan en la ley de la fuerza y en una fiscalidad que oprime a los pobres e incentiva a los ricos.

Coliseo

Los economistas honrados están de acuerdo en que lo prioritario es decidir sobre lo que hay que gravar. Hoy se grava sobre los salarios de los trabajadores y sobre los ingresos procedentes de los beneficios.  Y debería gravarse sobre: 1º, rentas de la tierra; 2º, rentas de monopolios; 3º, otras rentas que no exigen trabajo; y 4º, ganacias de capital procedentes de activos generadores de renta.

el escorial

Y por falta de honradez llegó la crisis. El gobierno de Estados Unidos acudió en defensa de los ladrones financieros y se olvidó de los que no pueden pagar la hipoteca, y es que el gobierno de Estados Unidos siempre, desde la fundación del país,  ha actuado en defensa de los ricos y ha machacado a los pobres. En Estados Unidos nunca han tenido un “libre mercado”. Los grandes empresarios se quejan de la intervención del Estado cuando éste quiere regular sus actividades o cuando quiere concederle un derecho fundamental (seguridad social) a la gente más necesitada. En cambio, cuando se encuentran en apuros por su mala gestión o por sus fraudes, piden ayuda al Estado.  El gobierno de Estados Unidos siempre ha vestido al rico con la camisa del pobre. Siempre ha seguido una política de ayudar, no a los ciudadanos y a las empresas modestas, sino a las grandes empresas: Subvenciones a las  grandes conducciones de agua, a la marina mercante, a los ferrocarriles (regalándoles suelo público y matando de hambre a los trabajadores inmigrantes del ferrocarril transcontinental). Enormes subvenciones para la aviación civil, el enorme rescate financiero de la corporación Chrysler, y ahora las enormes subvenciones a las grandes corporaciones financieras ladronas.

En España han copiado de forma casi mimética este plan neoliberal. Pues yo hubiese seguido las directrices que marcó Jesucristo. No pretendo hacer proselitismo religioso. Prescindamos de enjuiciar si Jesucristo fue Dios o no. Veámoslo a la luz de la razón, sin ataduras emocionales. Lo que dijo, de llevarse a la práctica, marcaría el mejor camino para la paz y la felicidad del mundo: “…Tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; peregrino era, y me hospedasteis; desnudo, y me vestisteis; en prisión estaba, y vinisteis a mí”.

En Estados Unidos se han alzado muchas voces pidiendo una aproximación a este programa, original de Jesucristo, el mejor economista del mundo: Declaración de una moratoria de embargos, y ayudas para pagar las hipotecas a esos cuatro millones de dueños de casas en peligro; ayudas a las pequeñas y medianas empresas para que creen empleos; seguridad social para todos, acabando con los abusos de las compañías de seguros y de las clínicas privadas, que te dejan morir en la puerta si no vas con la tarjeta de crédito por delante.

Little Hall´s Pond

Y Cristo les dirá algún día: “Tuve hambre, tuve sed, fui inmigrante, estaba desnudo, estaba enfermo, me metieron en prisión, y tú me esquilmaste a impuestos, me negaste seguridad social, me vendiste una casa (mediante hipoteca) a un precio 500% superior al de su construcción, mientras los astros de Hollywood y de la música pop se compraban islas en el Caribe”.

Miguel PizarroY éste caballero de cara tan triste, llamado Miguel Pizarro, no se ha comprado una isla, que sepamos, pero como presidente de Endesa cobraba tres millones de euros al año, y echó a la calle a 18.000 trabajadores. Aspira a ser ministro de Economía con Rajoy.  Seguro que arreglará la economía… propia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: